niñaenelbarrio
Se requiere reducir 12% la pobreza extrema para mejorar la situación de la infancia.
diciembre 27, 2011
colegio
Retos y obras de Bogotá de Gustavo Petro para la Niñez y la Juventud
enero 2, 2012

600 profesores fueron amenazados este año: Ministerio de Educación

Elaborado por: Eltiempo.com

El mayor número de casos en el país se presenta en Córdoba,

Magdalena y La Guajira.

 

Grupos ilegales que extorsionan a los docentes o cuestionan los contenidos de sus asignaturas; delincuentes que hacen advertencias a los ‘profes’ por denunciar el uso de niños y jóvenes en la venta de drogas, e incluso, estudiantes y padres que ‘intimidan’ a los maestros son algunas de las razones que llevaron a 600 educadores del país a denunciar que su vida estaba en peligro.

Un reporte del Ministerio de Educación Nacional afirma que este año 600 docentes y directivos docentes reportaron haber sido amenazados (en el 2010 fueron 636), de los cuales 38 se fueron del país, 282 fueron reubicados de forma transitoria, 38 fueron trasladados de forma definitiva y 206 aún no han sido reubicados.

Caquetá, Bolívar, Magdalena, Córdoba y La Guajira son los departamentos con más casos de maestros amenazados, mientras que Bogotá, Bucaramanga y Norte de Santander son los entes territoriales que más reciben educadores de otras regiones para incorporarlos en su nómina docente.

La capital, por ejemplo, ha incorporado a 25, afirma Sandra Bravo, directora (e) de talento humano de la Secretaría de Educación de Bogotá (SED). Sin embargo, el 60 por ciento de los educadores se reubica en la región a la que pertenece.

Los docentes más amenazados, según Mineducación, son los de primaria, especialmente los de ciencias sociales. 

El 45 por ciento de los casos de amenazas proviene de grupos al margen de la ley, un 40 por ciento tiene que ver con problemas personales y un 20 por ciento están relacionadas con alumnos (especialmente de secundaria) y padres de familia.

En el departamento de Córdoba, particularmente, se presentan muchos casos de docentes extorsionados por su salario. “En los últimos 20 años hemos tenido unos cinco mil docentes amenazados. Algunos por temas electorales y otros porque se oponen al reclutamiento de niños“, señala Senén Niño, presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode).

El caso Bogotá

Aunque en las cifras del Ministerio aparece solo un docente amenazado en Bogotá, la Secretaría de Educación del Distrito afirma que este año 169 docentes y directivos docentes (101 son mujeres) pidieron traslado por amenazas, de los cuales 13 son rectores, 19 coordinadores, tres orientadores y 135 docentes. De estos, 69 ya fueron trasladados.

Por lo general se sacan de la localidad y si es necesario de la ciudad… Las áreas con más docentes amenazados son educación física, humanidades, matemáticas, coordinación y rectorías”, explica Sandra Bravo, directora (e) de talento humano de la SED.

“La mayor amenaza es por personas ajenas al plantel educativo. Les mandan mensajes a través de páginas sociales, los agreden físicamente, les dañan los vehículos, les roban sus pertenencias, les hacen llamadas telefónicas, les envían cartas anónimas o sufragios”, cuenta Bravo.

“Coincidimos en las cifras y reconocemos que la secretaría ha sido diligente para la reubicación. Sin embargo, nos preocupa que no haya una política integral frente al incremento de la violencia sobre la escuela y la comunidad educativa”, dice Miguel Ángel Pardo, presidente de la Asociación Distrital de Educadores (Ade).

En cuanto a las amenazas, buena parte de ellas están ligadas a las pandillas y al microtráfico. “Cuando un docente encuentra a un niño o joven con droga y denuncia el hecho, o sabe que ha sido abusado y es víctima de maltrato y da a conocer este caso, se vuelve ‘objetivo militar’.

También ha habido amenazas por las temáticas que enseñan”, dice Pardo. Los mayores casos de educadores amenazados se presentan en Ciudad Bolívar, Rafael Uribe, San Cristóbal, Usme y Bosa.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones