pOLITICAiNFANCIAVivirEsteCuento
Serán los niños, niñas y adolescentes quienes construyan la Política Nacional de Infancia y Adolescencia
noviembre 3, 2015
VIGILANCIApoliticasinfancia1Collage-coloquio
Piden mayor vigilancia en la implementación de las políticas de infancia y adolescencia
noviembre 9, 2015

‘Desde la escuela, Limones va para adelante’

Lincie-y-su-amiga-Limones-07.10.2015-300x2001
Lincie es una adolescente de 15 años de Limones, una pequeña comunidad donde viven aproximadamente 400 familias, y a la que solo es posible llegar a través del río Guapi, un aislado rincón del departamento del Cauca, donde sus habitantes no tienen agua corriente, ni luz, ni puesto médico, pero que están totalmente comprometidos con la educación, tanto que es habitual ver a niñas, niños y docentes llegar a la escuela en pequeñas canoas a remo, aunque llueva, con sus uniformes limpios y muchas ganas de estudiar.

Es un panorama alentador en comparación con la situación que afrontaron años atrás. “Yo vivo con mi mamá, mi padrastro y mis dos hermanas de 3 y 12 años. En 2013 nos fuimos de la comunidad porque había balaceras (tiroteos) entre los grupos armados y el Ejército, las balas caían sobre nuestras casas o la escuela y no sabíamos dónde meternos, incluso algunos padres de familia dictaban clases en las casas; esa época fue muy dura. No teníamos a dónde ir y por eso volvimos aunque teníamos mucho miedo”, afirma Lincie.

En 2014 la violencia comenzó a menguar, sin embargo, como cuenta un docente de Lincie, “el colegio estaba muy viejo y no había techo, entonces cuando llovía no podíamos dar clases porque nos mojábamos”. A esto se sumaba la falta de oportunidades, por lo cual muchos niños y niñas trabajaban en la minería ilegal de oro y coltán buscando los recursos económicos necesarios para comer.

Lincie-y-su-amiga-Limones-07.10.2015-300x2002Para Save the Children, una de las prioridades es garantizar la educación de calidad y los ambientes protectores a niños y niñas en zonas vulnerables afectadas por la pobreza y el conflicto, por eso intervino en la escuela de la comunidad con su proyecto Vive la Educación.

Más de 40 personas han acudido para hablar sobre este proyecto implementado desde 2013, con el objetivo de garantizar la calidad de la educación en las poblaciones más vulnerables y olvidadas por el Estado.

Se lleva a cabo con el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) y está centrado en aumentar el acceso a la educación. El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá  (Department of Foreign Affairs, Trade and Development DFTAD) lo financia.

Gracias al proyecto, hoy Lincie comenta emocionada: “ya no nos mojamos y estamos muy alegres en la escuela porque los profes saben más cosas y ya son más cercanos a nosotros. Además, ahora tenemos el proyecto de la música. Gracias a la profe, nos han enseñado a tocar marimba, guasá, cununo, a cantar y a bailar. En la escuela ya tenemos los instrumentos y trajes para bailar que nos donaron Save the Children y todos los instrumentos del Pacífico. Fuimos nosotros quienes escogimos esto porque había que rescatar nuestra música”.

El docente agrega que “se estaba perdiendo nuestra música y esto era una lástima porque es una manera de cohesionar a la comunidad, de que nos sintamos orgullosos de ser de Limones y de que los niños y los adultos den un uso adecuado de nuestro tiempo libre. Este proyecto ha venido a cambiar las tardes en Limones. Los niños cuidan los instrumentos como si fueran oro. Y gracias todas las cosas en las que nos está apoyando, está aumentando la retención escolar”.

Lincie-y-su-amiga-Limones-07Esto hace parte del bachillerato etno-educativo, un espacio para que conozcan la historia y tradiciones de la región y que en la educación se hable del trabajo de la cultura. Además, también hay un programa que enseña a los adultos. Antes de la llegada del proyecto de Save The Children, la mayoría de adultos era analfabeta y ahora el número ha disminuido.

Al final de la jornada, estudiantes y adultos tocan los instrumentos, cantan y bailan canciones tradicionales. Todos se saben las canciones y participan en estas actividades de recuperación de la cultura afro-colombiana. “Se debe entender que, en un lugar tan afectado por el conflicto, un lugar que ha visto como toda su población se desplaza por la violencia, es difícil mantener las tradiciones. Vive la Educación ha venido a apoyarnos en una de las cosas más importantes para nosotros, la educación y nuestra música. Aquí los niños, niñas y adultos quieren estudiar”, agrega el docente.

close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones