sernina1
El 11 de octubre, vestidos de color rosa por los derechos de las niñas
octubre 7, 2016
tedbogotasinhambre
TEDx Bogotá ‘Sin Hambre’
octubre 14, 2016

El fútbol como una oportunidad para enseñar valores

futbolworldvision
El fútbol siempre ha estado presente en la vereda Granizal, del municipio de Bello (Antioquia). ‘El metegoltapa’ de los niños y ‘los picados’ entre adultos, los domingos en la cancha principal, hacen parte del común en esta pequeña comunidad con mayor vulnerabilidad que, como muchas otras en el país, se apasiona y disfruta de este deporte.

Alaín Aguirre, uno de los voluntarios comunitarios de World Vision, vio en el fútbol una oportunidad inmejorable para enseñarles valores a los niños e incentivarlos para alcanzar sus sueños, por eso creó una escuela deportiva en la que participan más de 120 niños y niñas.

“El propósito de la escuela es promover los valores, los derechos y la inclusión de niños, niñas y adolescentes en los procesos comunitarios. Brindarles un espacio con el que ellos no contaban para divertirse y ser felices”, indica Alaín.
El ‘Profe’, como cariñosamente lo conocen, no ha hecho este trabajo solo, su familia ha sido su fiel compañía en el desafío que se propuso para transformar las vidas de los niños.

“Mi esposa, Mariana Lucía, es voluntaria y gestora de salud con World Vision. Mi hijo mayor es voluntario y también pertenece a Gestores de Paz. Y mi hijo menor, Arley, me colabora convocando a los niños y conformando los equipos”, asegura orgulloso ‘El Profe’.

Alaín no desea llenarse los bolsillos de dinero ni espera descubrir a un nuevo Messi, su único objetivo es ver el brillo en los ojos de sus pupilos y escuchar sus gritos de alegría cuando van detrás de un balón.

“Lo más gratificante es ver los adelantos deportivos que los niños y las niñas han alcanzado. Están entendiendo qué derechos tienen y qué valores deben promover con su familia y amigos”, dice el ‘Profe’.

El trabajo que desempeña Alaín ha sido impulsado por World Vision que, gracias al aporte que hacen los patrocinadores, ha estado pendiente de este proceso comunitario y lo apoya con implementos deportivos para que siga dando frutos.

“Nuestro impacto más grande en esta comunidad son los proyectos que tenemos con la comunidad, como el de la escuela de fútbol, que son los que nos permiten la acción de transformar y cambiar vidas”, expresa la profesional de desarrollo de World Vision, Ana Sandra González.

Hoy son 120 niños los que están cambiando su vidas con estos proyectos comunitarios, mañana pueden ser más. Por eso, World Vision hace una invitación para que quienes deseen patrocinar a un niño o una niña ingresen a la página web www.worldvision.co/patrocina y así ayuden a transformar la vida de un niño, su familia y su comunidad.

Por: World Vision

close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones