progresomultidimensionalPNUD
Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso – PNUD
junio 29, 2016
@ REDLAMYC
Uno de los nuevos integrantes del Comité de Derechos del Niño es Latinoamericano
julio 1, 2016

Llamado de Unicef al mundo para que dé a cada niño y niña lo justo

“Muerte prematura, pobreza y analfabetismo” eso es lo que les espera a niños y niñas en situación de vulnerabilidad en el 2030, la fecha que el mundo se puso para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), si los gobiernos no hacen algo por ellos ahora.

Según el Estado Mundial de la Infancia 2016, documento que acaba de publicar Unicef, al menos que se tomen riendas en el asunto de manera inmediata, 167 millones de niños vivirán en la extrema pobreza; 69 millones de niños menores de 5 años morirán entre 2016 y 2030, y 60 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria seguirán sin estar en ella.

“Las vidas de millones de niños están malogradas por el solo hecho de haber nacido en un país, en una comunidad, con un género o en determinadas circunstancias. Y, como muestran los datos que aparecen en este informe, a menos que aceleramos el ritmo para llegar a ellos, el futuro de millones de niños desfavorecidos y vulnerables  -y, por tanto, el futuro de sus sociedades- se encuentra en peligro”, señala Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef, en el documento.

Las cifras son desalentadoras porque dan cuenta de una situación que año tras año parece empeorar para los más vulnerables. Como evidencia el documento, incluso antes de venir al mundo, los niños en situación de pobreza ya tienen un sino marcado por la inequidad. Las desventajas y la discriminación contra sus comunidades y sus familias son determinantes para que sobrevivan o no, tengan la posibilidad de ir a la escuela o puedan contar con un trabajo digno.

Por eso, el documento asegura que para alrededor de 1 millón de niños en 2015, su primer día de vida fue también el último. “En todo el mundo, la tasa de mortalidad neonatal (la muerte acaecida durante los primeros 28 días de vida) está descendiendo con menos rapidez que la tasa de mortalidad de los niños de entre 1 mes y 5 años. Esto significa que la cifra de muertes de menores de 5 años que ocurren durante el período neonatal está aumentando. En 2015, las muertes neonatales representaron el 45 % del total de muertes, lo que significa un aumento proporcional del 5 % desde 2000”, según el documento.

“No tiene por qué ser así…, el mundo ha logrado enormes progresos para reducir la mortalidad infantil, para enviar a los niños y niñas a la escuela y sacar a millones de la pobreza. Muchas de las intervenciones que respaldan estos progresos  -como las vacunas, las sales de rehidratación oral y una mejor nutrición- han resultado prácticas y eficaces con respecto a su costo. El incremento de la tecnología digital y móvil, y otras innovaciones, han facilitado y hecho más rentable la tarea de prestar servicios fundamentales en comunidades de difícil acceso, y de ampliar las oportunidades para los niños y las familias que se encuentran en una mayor situación de riesgo”, agrega el Estado Mundial de la Infancia.

En ese sentido, Unicef insta a que se eliminen los obstáculos que impiden ser justos con cada uno de los niños y niñas que habitan el planeta. En su concepto dichos obstáculos están relacionados con compromiso político, recursos y voluntad colectiva.

“Instamos a los gobiernos nacionales a que desarrollen planes gubernamentales para poner en primer lugar a los niños dejados atrás”, aseguró Justin Forsyth, director ejecutivo adjunto de Unicef, al presentar el informe a los medios en Nueva York.

Tanto Lake como Forsyth aseguraron que esta situación no solo “amenaza” el porvenir de los niños, también pone en peligro “el futuro de sus sociedades”.

Este informe concluye con cinco acciones que pueden cambiar el panorama:

  1. Aumentar la información sobre quienes han quedado rezagados: Unicef señala que el primer paso para asegurar que se reconocen y se respetan los derechos de todos los niños es  hacer un recuento preciso del número de nacimientos y muertes. “Sin embargo, más de 100 de los países en desarrollo carecen de los sistemas de registro civil y estadísticas vitales que se precisan para generar datos exactos sobre los nacimientos y los decesos”, señala el informe. Ese es solo un elemento de información, se requiere saber quién se está quedando atrás, qué programas están fracasando y cuáles están logrando atender a quienes más lo necesitan. Esos datos deben estar en relación con los objetivos trazados en materia de equidad. “Es un principio operativo primordial del desarrollo equitativo”, asegura el documento.
  2. Integrar esfuerzos en varios sectores para abordar las privaciones múltiples que impiden el progreso de tantos niños: las múltiples amenazas a la supervivencia y el bienestar de los niños más desfavorecidos y vulnerables no están claramente diferenciadas por sectores, por ello se requiere hacerles frente con intervenciones integradas, que además pueden resultar más rentables.
  3. Innovar para acelerar los progresos e impulsar cambios en favor de los niños y las familias más excluidos: Unicef considera que la innovación es un nuevo enfoque para resolver los problemas difíciles. En ese sentido, no solo tiene que ver con tecnología, también con la manera de financiar proyectos, recoger información, atender a los niños.
  4. Invertir en la equidad y encontrar nuevos caminos para financiar los esfuerzos destinados a llegar a los niños y niñas más desfavorecidos: “invertir en los niños y las comunidades más desfavorecidas es más que un imperativo moral. Se trata de una inversión inteligente y estratégica que favorece la consecución de resultados más efectivos y rentables y, al mismo tiempo, ayuda a romper los ciclos intergeneracionales de privaciones y a fortalecer a las sociedades”, asegura el informe. Por ello, insta a que a la hora de calcular los presupuestos y la inversión pública, la prioridad sea la creación de más oportunidades para los niños más desfavorecidos.
  5. Incorporar a todo el mundo en la búsqueda de la equidad para los niños porque es una  responsabilidad de todos: las comunidades, las empresas, organizaciones del tercer sector y los mismos ciudadanos pueden cambiar los resultados en favor de millones de niños. Hoy existen movimientos alrededor del mundo que dan cuenta de ello. “Los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil deberían ver esto como una oportunidad de trabajar juntos con las comunidades y abordar los problemas comunes: salvar el medioambiente, erradicar la pobreza extrema, promover los derechos de las mujeres y, fundamentalmente, repartir las oportunidades de forma que los niños puedan cumplir su derecho a tener una oportunidad justa en la vida”, enfatiza el documento.

“Podemos hacerlo. La inequidad no es inevitable. La inequidad es una elección. Promover la equidad -una oportunidad justa para todos y cada uno de los niños y niñas- es también una elección. Una elección que podemos tomar y que debemos tomar. En favor de su futuro y del futuro de nuestro mundo”, concluye el documento.

Algunos datos del informe:

  • Casi 70 millones de niños y niñas podrían morir antes de cumplir cinco años, 3,6 millones solamente en 2030, el plazo para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.
  • Los niños de África subsahariana tendrán 12 veces más posibilidades de morir antes de cumplir cinco años que los niños de los países de altos ingresos.
  • Nueve de cada 10 niños que vivan en una pobreza extrema lo harán en África subsahariana.
  • Más de 60 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria estarán sin escolarizar, prácticamente el mismo número de los que no van a la escuela hoy en día. Más de la mitad vivirán en África subsahariana.
  • Unos 750 millones de mujeres habrán contraído matrimonio siendo niñas aún.
  • Más de 500 millones de niños viven en zonas donde las inundaciones son extremadamente frecuentes, y cerca de 160 millones viven en zonas donde las sequías son de carácter grave o muy grave.
  • En los países afectados por conflictos, los daños ocasionados a los sistemas de salud son una amenaza para las vidas de los niños. Se calcula que desde 2012 el exceso de mortalidad como resultado de la crisis -esto es, la mortalidad de menores de 5 años atribuible a las condiciones de crisis- ha sido de entre 1 y 2 muertes por cada 1.000 nacimientos vivos.
  • Los índices de mortalidad materna también están disminuyendo. Desde 1990, la cifra anual de muertes maternas ha descendido en un 43 %. Entre 2005 y 2015, la tasa anual de reducción mundial fue más del doble que la registrada entre 1990 y 2003. De los 75 países que representan más del 95 % de las muertes maternas, neonatales e infantiles, cerca de tres cuartas partes lograron progresos acelerados.
  • Las disparidades en la utilización de los servicios de atención prenatal y de asistencia cualificada en el parto van en paralelo con las desigualdades sociales en materia de supervivencia infantil.
En todo el mundo, las mujeres del 20 % de hogares más prósperos continúan teniendo más
del doble de probabilidades de contar con asistencia profesional en el parto que las mujeres del 20 % de hogares más pobres. Y el modesto incremento en la cobertura de la atención prenatal registrado desde 2000 apenas ha logrado reducir las disparidades en el periodo prenatal.
  • El progreso sostenible precisará también de unos sistemas de salud que estén equipados tanto para dispensar una atención de calidad en un continuo de servicios como para llegar a todas las mujeres y los niños, empezando por los más desfavorecidos.
  • Los cuidados prenatales y la asistencia profesional en los partos salvan vidas de neonatos.
  • En 63 países, la equidad en la cobertura de las intervenciones podría reducir las tasas de mortalidad de menores de 5 años en casi un 30 %.
  • El matrimonio infantil es un claro ejemplo de cómo las niñas más pobres del mundo soportan una mayor carga de desventaja, en especial las que viven en comunidades marginadas de zonas rurales.
  • 38% de los niños y niñas salen de la escuela primaria sin aprender a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos simples.
close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones