@ Save The Children
Save the Children Colombia y su Embajador de Buena Voluntad se unen por la niñez de La Guajira
septiembre 23, 2016
zeidraaadalhussein-comisionado
Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos visita Colombia y acompaña firma de Acuerdos de Paz
septiembre 26, 2016

Unicef presentó la situación de niñas y niños en América Latina y el Caribe

Un total de 195 millones de niñas, niños y adolescentes viven en América Latina y el Caribe. Cada año, 25.000 de ellos son víctimas de homicidios y se estima que aproximadamente 69 millones, la mayoría residente en zonas rurales remotas y cada vez más en entornos periurbanos, están en condición de pobreza. Estas fueron algunas de las cifras reveladas por Unicef América Latina y el Caribe sobre la situación de los menores de edad en la región.

Según ‘Niños y niñas en América Latina y el Caribe: Panorama 2016’, como se denomina el documento, durante las últimas dos décadas la región ha realizado avances significativos en su desarrollo económico y social, impactando positivamente en el bienestar de la población y en el número creciente de niños que pueden ejercer sus derechos. Sin embargo, en muchos países, el progreso ha sido desigual y todavía hay un número significativo de niños desfavorecidos y excluidos que continúan encontrando barreras de acceso a servicios sociales y de protección. Además, la región continúa siendo una de las más desiguales del mundo.

@Unicef

Haga clic en la imagen para ver la infografía completa.

Para lograr el acceso universal a esos servicios y la reducción de las desigualdades, la organización señala la necesidad de que exista un compromiso colectivo con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así como con otros compromisos internacionales y sub-regionales, como la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

De igual forma apunta, que los gobiernos deben continuar fortaleciendo sus políticas públicas y programas con un enfoque de equidad; y la sociedad civil, los medios de comunicación, los líderes de opinión y las empresas, entre otros, deben tomar medidas para asegurar que todos los niños y niñas puedan ejercer sus derechos.

En cuanto a los niños, niñas y adolescentes, indica la necesidad de que estén empoderados para participar en la formulación, ejecución y seguimiento de políticas públicas y toma de decisiones.

Para tener información de todo esto, el documento señala la necesidad de seguir fortaleciendo la gestión en la recopilación de datos desagregados y en el diseño y aplicación de políticas públicas y programas incluyentes.

A continuación algunos de los puntos más destacados del informe.

Pobreza

infographic_pobreza_esp-peque

Haga clic en la imagen para ver la infografía completa.

Escapar de la pobreza es un gran reto principalmente para los niños indígenas, afro descendientes, migrantes, niños con discapacidad y aquellos afectados por los desastres naturales y el cambio climático, debido a las barreras que aún persisten y que les impiden beneficiarse de políticas sociales incluyentes y efectivas.

Se requiere hacer una medición rutinaria de la pobreza multi-dimensional en esta población para reportar progreso en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A través de este enfoque, se calcula que dos de cada cinco niños y niñas están privados de por lo menos uno de sus derechos básicos como son el acceso al agua potable, saneamiento, nutrición, vivienda, educación e información.

Registro

Un 94 por ciento de los niños en la región tienen registrado su nacimiento. Sin embargo, y a pesar de un aumento de cobertura del 12 por ciento en los últimos diez años, un total de 3.2 millones de niños menores de 5 años aún no están registrados por lo que son invisibles y corren el riesgo de serles negado el acceso a los servicios sociales básicos. Garantizar que cada niño sea inscrito al nacer es el primer paso para asegurar su reconocimiento ante la ley y la protección de sus derechos.

Inversión

La inversión pública en los niños y niñas de la región se sitúa en promedio en el 5  por ciento del PIB. El Comité de los Derechos del Niño reitera que darle prioridad a sus derechos en el presupuesto, tanto a nivel nacional como sub-nacional, asegura que haya sociedades más equitativas e incluyentes, como lo exige la Convención. En el 2015 más de 57 millones de niños se beneficiaron de los programas de transferencia monetaria en 23 de los 36 países de la región en el año 2015, lo que les permitió obtener un mejor acceso a los servicios sociales y mayores oportunidades de salir de la pobreza.

Para asegurar que todos los niños y niñas pueden vivir en una región libre de pobreza se requiere una acción concertada que permita avanzar en el diseño e implementación de políticas sociales universales e incluyentes y en la creación de sistemas integrales de protección social. Asimismo, se debe asegurar que estén disponibles datos desagregados para la identificación de las barreras que impiden que los niños ejerzan sus derechos. Los gobiernos deberán continuar realizando gestiones en el aumento de su inversión en la infancia, lo que solo se podrá mantener si se generan suficientes ingresos.

Violencia

infografia-violenciaCon el gran número de muertes violentas de adolescentes, la región se enfrenta al hecho de que parte del progreso alcanzado en la supervivencia de los niños menores de cinco años desde el año 2000, se está disipando en la segunda década de la vida; sin embargo, está no es la única manifestación de violencia.

Uno de cada cuatro adolescentes y jóvenes de entre 16-25 años de edad manifiesta haber sido víctima de algún delito en el último año. Se estima que 1.1 millones de mujeres adolescentes han sido forzadas a tener relaciones sexuales o a enfrentar otros actos sexuales. Entre las adolescentes que han sido sometidas a violencia sexual, el más probable agresor es alguien cercano, ya sea la pareja, un familiar o un amigo.

Los niños y niñas más pequeños también se ven afectados por la violencia, lo que tiene un impacto a lo largo de su vida. Dos de cada tres niños menores de 15 años experimentan regularmente algún tipo de disciplina violenta en el hogar (agresión psicológica o física) y uno de cada dos niños menores de 15 años es sometido a castigo corporal. El uso de estas prácticas es aún más frecuente en niños y niñas menores de cinco años, 69 por ciento y 56 por ciento, respectivamente.

El matrimonio antes de los 18 años de edad es una violación fundamental de los derechos humanos, compromete el desarrollo de una niña, quien potencialmente puede resultar con un embarazo temprano y aislamiento social, interrupción de sus estudios, limitación de sus oportunidades de lograr una carrera y promoción profesional y la expone a un mayor riesgo de sufrir violencia doméstica. El avance en la reducción del matrimonio infantil en los países de la región ha sido lenta (una reducción del 9 por ciento en los últimos 25 años) y todavía una de cada cuatro niñas de la región se casa antes de cumplir 18 años.

En ese sentido, las niñas indígenas que viven en zonas rurales y niñas de los hogares más pobres son los grupos de mayor riesgo de contraer matrimonio tempranamente. Por ejemplo, el matrimonio infantil es cuatro veces más frecuente entre las niñas de los hogares más pobres.

Acabar con la violencia contra las niñas y los niños requiere un enfoque multidisciplinario e integral para abordar sus causas, así como una mejor comprensión y denuncia de la violencia contra ellos y ellas. Demasiados niños y niñas en la región son víctimas de la violencia. La violencia tiene muchas caras y un enorme impacto en sus vidas. Debe haber unión entre todos para erradicar todas las formas de violencia contra los niños y las niñas.

Guardar

Guardar

close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones