EzmP5luXEAg7NHd
Alianza por la Niñez Colombiana exige inmediata y prioritaria protección integral para niñas, niños y adolescentes
abril 22, 2021
Piezas-03-01
Niñas y adolescentes alzaran sus voces para exigir seguridad y la garantía de sus derechos durante el Seminario Latinoamericano #NiñasPoderosas
mayo 10, 2021

La Alianza por la Niñez Colombiana rechaza cualquier forma de violencia y hace un llamado al diálogo para la protección de niñas, niños y adolescentes

MESA 12-12-12

La Alianza por la Niñez Colombiana rechaza cualquier forma de violencia y hace un llamado al diálogo para la protección de niñas, niños y adolescentes

 

Bogotá, 5 de mayo de 2021. Desde las 22 organizaciones que conforman la Alianza por la Niñez Colombiana rechazamos el abordaje de las diferencias a través de cualquier tipo de  manifestación violenta. Las niñas, los niños y adolescentes en Colombia y en el mundo merecen crecer en entornos protectores, rodeados de amor y donde las diferencias se solucionen a través del diálogo democrático y la unidad. Los últimos hechos ocurridos a lo largo y ancho de Colombia, en el marco de la protesta social, nos indignan y entristecen profundamente; especialmente aquellos donde las víctimas han sido niñas, niños, adolescentes y jóvenes, cuyos proyectos de vida acompañamos desde los distintos quehaceres de las organizaciones de la Alianza.

Hoy nos duele que niñas, niños y adolescentes presencien actos violentos que sin duda harán parte de su historia de vida, y constituirán un doloroso recuerdo de lo que significa vivir en un país donde se acude al uso desmedido de la fuerza y donde no se protege la democracia, donde el diálogo, la posibilidad de disentir y la solidaridad no son los principios que guían la convivencia. Nos duele que, además de las situaciones de encierro ausencia de clases presenciales, y otras acciones de desprotección de las cuales ya son víctimas, hoy nuestras niñas, niños y adolescentes son testigos de las peores formas de violencia contra miles de personas que salen pacíficamente a mostrar sus inconformidades y reclamar garantías efectivas para el disfrute pleno de sus derechos.

Hoy nos duelen las familias cuyos hijos, hijas, padres, madres, hermanos, hermanas y demás familiares; fueron asesinados, están desaparecidos o fueron heridos por los actos violentos cometidos tanto por miembros de la fuerza pública como por infiltrados en las protestas pacíficas. Nos duele que el ejercicio de la violencia se exacerba con las mujeres adolescentes y jóvenes, al ser víctimas de violencia sexual en medio de las movilizaciones sociales. Nos duele que todas las formas posibles de violencia se intensifican en zonas ya marginadas e históricamente afectadas y desprotegidas.

La zozobra, la incertidumbre y el dolor que hoy acompaña a los y las Colombianas nos convoca como Alianza a hacer un llamado urgente para que cese cualquier tipo de violencia, desde cualquier orilla. Hoy, es inaplazable que desde el Gobierno Nacional se convoque a un diálogo urgente con una agenda construida de manera conjunta donde se parta de los consensos y no de los disensos. Donde el principal acuerdo sea la imperiosa necesidad de que niñas, niños y adolescentes disfruten de entornos donde su protección sea prioridad.

Bajo esta misma premisa y en aras de esta necesidad de protección de niñas, niños y adolescentes proponemos a las familias, cuidadores y educadores algunas acciones para que en estos momentos les abracemos a ellas y ellos y seamos ese entorno protector tan necesario en momentos de crisis.

  1. Desde muy temprana edad ellos perciben que algo no está en orden y que algo está pasando afuera. Brindemos explicaciones cortas y acordes con su momento de desarrollo.
  2. Evitemos exponerlos a noticias. Si las ven, explíqueles que esa no es la forma adecuada de resolver conflictos que siempre debemos hablar, dialogar y reflexionar sin acudir a ningún tipo de agresión.
  3. No hablemos de manera descriptiva y detallada de muertes, asesinatos, heridos, vandalismo, esto les dará sensación de inseguridad y les producirá estrés. De inmediato ellas y ellos pensarán que eso le puede pasar a sus seres más cercanos y queridos. Seamos cuidadosos con el lenguaje sin ocultar la verdad de lo que sucede reiterando que esto que sucede no esta bien.
  4. En el caso de las y los adolescentes, que quieren unirse a la protesta o protestar de alguna forma, es prioritario acompañarlos, respetando sus puntos de vista y sin buscar que piensen igual que nosotros. Negociemos con ellos las condiciones bajo las cuales se pueden unir a estos espacios (unirse a los cacerolazos, asistir por tiempos cortos a  lugares que usted considere seguros, ir acompañados, etc.)
  5. Por ningún motivo incite a que dejen de lado sus actividades académicas, deportivas, recreativas por unirse a la protesta. El hacerlo debe ser un acto absolutamente voluntario.
  6. Frente a disturbios, ubiquen un lugar seguro en casa, brinde confort físico como un abrazo o cualquier otro gesto que transmita presencia y acompañamiento.

Finalmente reiteramos el apoyo total desde la Alianza a construir caminos de diálogo donde las diferencias políticas, sociales y culturales no sean un obstáculo para lograr vivir en un país libre de cualquier tipo de violencia.

 

Comunicado completo 

 

Información:

Alianza Por La Niñez Colombiana**

Angélica Cuenca Gómez Secretaria Ejecutiva | 3178873500

secretariaejecutiva@alianzaporlaninez.org.co www.alianzaporlaninez.org.co