NiñezYAEncuentro1
El país escuchó a los niños y adolescentes que viajaron a Bogotá a hablar con los candidatos
abril 28, 2018

Alianza por la Niñez Colombiana presentó en Ginebra recomendaciones al Estado Colombiano en materia de derechos de niñas, niños y adolescentes

LuzAlciraGinebra1

Desde la perspectiva de sociedad civil la Alianza por la Niñez Colombiana presentó en Ginebra, sus recomendaciones al Estado Colombiano en materia de derechos de niñas, niños y adolescentes

Durante La semana del 9 al 13 de abril del presente año, tuvo lugar la presentación oficial del Estado colombiano de su informe para el Examen Periódico Universal –EPU ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza; y la Alianza por la Niñez Colombiana, en su categoría de organización de sociedad civil presentó sus recomendaciones en las sesiones previas al mismo.

El EPU- es un examen sobre el cumplimiento de las obligaciones internacionales que tiene cada uno de los 192 Estados miembros de las organizaciones de las Naciones Unidas –ONU- en materia de derechos humanos, realizado cada cinco años por la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, a cada uno de los países miembros, sobre su situación de derechos. Para dicha evaluación de cada país, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) prepara su propio documento sobre el Estado a partir de varias fuentes de información:

  • La de los Relatores de Naciones Unidas,
  • Los informes de la ONU sobre tratados y otros,
  • El informe alterno presentado por las organizaciones no gubernamentales -ONG- y otras partes interesadas,
  • El informe oficial presentado por el Estado.

El proceso incluye la realización de preguntas y recomendaciones por parte de los Estados miembros de la ONU al gobierno de cada país y la elaboración de una “declaración de resultados”, en la que se enumeran las recomendaciones que se le hacen y se indica cuáles han sido aceptadas por el Estado correspondiente y que este deberá implementar.

Las ONG pueden, a partir de esas “declaraciones de resultados” exigir que los gobiernos rindan cuentas sobre las medidas concretas que se han comprometido a tomar para proteger los derechos humanos.

representantesEnGinebraDurante las sesiones previas del EPU de Colombia de este año, una delegación de la Alianza por la Niñez Colombiana viajó a Ginebra para presentar sus principales recomendaciones frente a los derechos de la niñez en el país en los temas de: conflicto armado y declaración de escuelas seguras, derecho a la salud, derecho a la protección, e inversión pública en niñez. Además de realizar reuniones una a una con miembros de misiones diplomáticas, la delegación de la Alianza participó de una reunión especial con la Misión de Colombia, la representante para Naciones Unidas y la embajadora de Colombia en Suiza, Beatriz Londoño. En esta última se discutieron las principales preocupaciones y recomendaciones de sociedad civil en Colombia frente a derechos de: comunidades negras, campesinas, mujeres, raizales, defensores de DDHH, población LGBT y niñez.

Las recomendaciones presentadas son fruto del proceso de elaboración del informe alterno elaborado previamente por la Alianza como parte de la sociedad civil, enviado a la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos a inicios de octubre del año anterior. Informe que estuvo acompañado por el de las niñas niños y adolescentes representantes de distintas organizaciones y regiones del país, en el marco de un proceso colaborativo entre la Coalición Colombiana contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia -Coalico- y la Alianza por la Niñez Colombiana, que incluyó la realización de un taller en el que se llevó a cabo la contextualización sobre el EPU, la socialización de la mirada de las niñas, niños y adolescentes sobre la situación de sus derechos, la selección de asuntos prioritarios y la orientación para la realización del informe.

En ambos informes, se puntualizaron solo algunos de los aspectos que caracterizan la situación que viven nuestra niñez y que se consideraron especialmente relevantes.

De la experiencia de todo el proceso, incluida la participación de la Alianza en las sesiones previas al EPU, se derivan como  aprendizajes: la necesidad de que Alianza siga fortaleciendo estos procesos y la preparación de sus organizaciones para ello, y de hacer reserva de recursos suficientes para enviar a las sesiones previas una delegación mayor y por un mayor período de tiempo, de forma que se pueda realizar un mayor proceso de lobby previo y posterior con las misiones diplomáticas en Ginebra.

La tarea inmediata de la Alianza debe es ajustar y difundir ahora su informe, en Colombia, con las embajadas de los países que realizaron recomendaciones, y en otros países, a través de asociados y contactos.

close
Facebook IconYouTube IconTwitter IconConozca nuestras presentaciones